Diseño y la planificación del huerto ecológico


Lo primero que debemos hacer a la hora de realizar un huerto ecológico es diseñarlo, ya que debemos realizar la mejor distribución del espacio disponible para así conseguir el máximo beneficio de nuestro huerto con el menor esfuerzo posible.

El siguiente paso que debemos hacer es tomar la decisión de que queremos cultivar en nuestro huerto y si disponemos de las condiciones idóneas para que ese cultivo se desarrolle de forma correcta en nuestro huerto, además debemos tener en cuenta nuestros gustos y nuestros consumos habitualmente.

También debemos tener en cuenta la capacidad de producción de las distintas plantas ya que con tres matas de calabacín nos llegará para toda la familia si plantamos más nos veremos obligados a regalar calabacines porque no daremos abasto en su consumo.

Para realizar una buena planificación debemos conocer previamente cuales son los ciclos de cultivo de las distintas plantas que queremos cultivar. Además debemos tener en cuenta que no es bueno plantar las mismas plantas durante mucho tiempo seguido ya que podría tener consecuencias a la larga, se aconseja hacer una rotación del lugar de cultivo cada 4 años más o menos.

Las herramientas

Una vez que tengamos preparado el huerto no serán necesarias muchas herramientas, bastará con tener una azada, una azadilla, paletas trasplantadoras y un rastrillo.

Tópico sobre el cultivo ecológico.

Uno de los tópicos que persigue siempre al cultivo de huertos ecológicos es que si todos los cultivadores se pasasen al cultivo ecológico caería la producción por lo que no darían abasto para cubrir todo la demanda. Recientes estudios han demostrado que mediante seguimiento de fincas durante diez años, han demostrado que se están consiguiendo mayores producciones por hectárea en las fincas de cultivo ecológico que en las convencionales de cultivo químico.

Plagas y Parásitos.

En cuanto a plagas y parásitos, la experiencia nos demuestra que las plantas cultivadas de forma sana y respetando sus ciclos biológicos y ecológicos (e incluso cosmológicos) mantienen a raya a la mayoría de parásitos y enfermedades actuando de insecticidas naturales, siendo escasas las ocasiones en que hay que acudir en su ayuda y, además, para esas ocasiones, los agricultores ecológicos disponen de numerosas plantas medicinales reforzadoras de las plantas cultivadas, repelentes de parásitos o directamente con propiedades insecticidas naturales.

En casos graves también podemos recurrir a los insecticidas naturales a base de extractos de plantas o minerales, carentes de toxicidad para los consumidores de los cultivos tratados

Malas Hierbas

Respecto a las malas hierbas, la práctica del acolchado orgánico con paja o restos vegetales reduce considerablemente su presencia, aparte de proteger el suelo y las bacterias de la radiación solar perjudicial, y ayuda a minimizar la evaporación del agua, reduciendo las necesidades de riego.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »