Cultivemos cebolla


cultivo cebolla

Secas o frescas, crudas o cocinadas, las cebollas son un ingrediente que no puede faltar en nuestra cocina ya que nos ofrece importantísimas propiedades y que podemos consumirla de diferentes maneras como ser en sopas, guisados, ensaladas o en cocina gourmet,  y percibir distintos sabores.

            Existen varios tipos de cebollas entre las que podemos encontrar cebolla dulce, cebolla morada, amarilla, cebolla dorada, cebolleta…

Puedes cultivar cualquiera de ellos, la elección dependerá de tus preferencias. En cualquier caso, todas las cebollas tienen una característica especial en cuanto a sabor y textura, pero todas son sanas y aportan muchos nutrientes para nuestra dieta diaria.

En cuanto a la forma de cultivarlos tienes dos maneras: utilizando semillas o utilizando el bulbo. Si el cultivo es en espacio exterior se puede utilizar el bulbo, este último soporta mejor las malas condiciones climáticas.

 

Propiedades de la cebolla

La cebolla en su 90% está constituido por agua, en el 10% restante aunque parezca poco encontramos muchos nutrientes, estas son las más importantes:

Tiene una magnifica acción diurética.

Contienen cromo que ayudan a regular el azúcar en la sangre.

Estimula la producción de colesterol bueno.

Eliminan los radicales libres reduciendo así el riesgo de desarrollar úlceras gástricas.

Reduce inflamaciones y son un aliado perfecto para curar infecciones.

Su alto contenido en hierro está indicado para tratar la anemia.

Actúa como prevención de cáncer de colon.

Ayudan a bajar la presión arterial.

Después de saber esto, a que apetecen comerlas más?

¡Anímate a cultivarlas y a aprovechar sus maravillosas propiedades!

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »