Cómo escoger las semillas para nuestro Huerto Ecólogico


¿Cómo escoger bien las semillas de mi huerto ecológico?

A la hora de seleccionar las semillas que deseo plantar en mi huerto debemos tener en cuenta varios aspectos de la planta como pueden ser productividad, resistencia, con el fruto más sabroso etc.

A continuación te proponemos como escoger las semillas de algunas de las plantas que más se emplean en un huerto ecológico.

Tomates:

En los tomates nos puede interesar su tamaño y precocidad. Los dejaremos madurar en la planta y tras la cosecha los dejamos que completen la maduración hasta que empiecen a marchitarse. Extraemos sus semillas frotando los tomates partidos sobre una tela de algodón o una servilleta de papel dejándolas secar al sol. Otra opción es desmenuzar los tomates dentro de un cubo de agua durante 1 o 2 días hasta que fermente. Las semillas sanas son más pesadas que el agua y quedan al fondo, mientras que la pulpa y las semillas malas flotan. Ponemos las semillas sanas sobre una tela de algodón y las dejamos secar al sol de tres días a una semana, cubriéndolas por la noche. Después las meteremos en un tarro de cristal cerrado herméticamente y lo guardamos en un lugar seco, fresco y oscuro.

Acelgas:

Para seleccionar acelgas y en general todas las plantas que consumimos por sus hojas, nos fijaremos tanto en su aspecto externo (forma, color, resistencia…) como en su textura y sabor. Una vez elegida la planta, la dejaremos que espigue y monte en flor. Como no queremos que los pájaros se coman las simientes, es aconsejable cubrirlas con una malla fina. Cuando la planta esté seca, la cortaremos y colgaremos en un lugar aireado durante unos días para que termine de secarse. En el momento en que esté totalmente seca y en un día que haga sol, extendemos la planta en una tela y la golpeamos hasta desmenuzar las inflorescencias. Después seleccionaremos manualmente las semillas y las guardaremos en un bote de vidrio para su conservación.

Judías, habas y guisantes:

Con estas leguminosas lo que haremos será dejar sin cosechar desde el principio de la producción las plantas más vigorosas para que granen en la mata y hasta que veamos que se han secado. Después arrancaremos las matas y las pondremos a terminar de secar en un lugar seco y aireado. En un día muy soleado las desgranaremos a mano y las pondremos al viento para quitar las brozas de las semillas. Una vez tenemos las semillas, las conservaremos en un tarro de vidrio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Traducir »